|
| |
"Sólo hacen falta dos cosas para escribir: tener algo que decir, y decirlo." Oscar Wilde

sábado, 14 de julio de 2018

Hasta que el cuerpo aguante

“Hasta que el cuerpo aguante”, ese debería de ser el primero de todos los mandamientos; la más importante de todas las instrucciones: “Vivirás en este planeta al que has sido arrojado, hasta que el cuerpo aguante”.


Jamás precipitaremos antes nuestra huida de este planeta, nuestro fin de la partida, nuestra vuelta a casa… Estaremos aquí hasta que el cuerpo aguante.

No importa cuán duro la vida golpee.
No importa cuánto nos queme la vida en la piel.
No importan las tormentas emocionales que a veces nos sumen en la desesperación.
No importa que el cuerpo esté quebrado y el ánimo destruido.
No importa que el suelo nos abrase los pies.
No importa que no nos podamos mover.

Estaremos por aquí, rondando, hasta que el cuerpo aguante.

Hasta que el cuerpo aguante

¿Por qué digo esto? Porque la vida no siempre va bien; porque la vida, a pesar de ser maravillosa, sumamente maravillosa —que nadie tenga ninguna duda de esto—, a veces nos regala duras lecciones en forma de enfermedades, accidentes, rupturas emocionales, muertes de seres queridos, quiebras económicas, hambre, sed, dolor, penurias, infortunios y tribulaciones; y muchas personas, demasiadas, se quitan la vida por su propia mano, en uno de los actos más deplorables que existen: el suicidio. Y uno se puede suicidar de forma súbita, o lentamente.

No importa cuán duro te estrangule la vida, ¡aguanta!, ¡resiste! ¡Hasta que el cuerpo aguante!
¿Qué hace falta para ello? Dos cosas: resistencia y resiliencia. Resistencia física y resiliencia anímica, para soportarlo todo, hasta que el último soplo de resistencia y resiliencia expiren, y nos hagan regresar al Reino del que partimos.

Todos nos vamos a morir, esa también es una realidad, pero debemos esperar hasta que llegue nuestra hora de partir, bien sea porque el cuerpo no aguanta más de viejo, porque no soporta una terrible enfermedad, porque un accidente físico lo destroza hasta el punto de no poder seguir viviendo, o porque nuestro corazón se detiene… Pero siempre, recuérdalo, hasta que el cuerpo aguante, no antes.

Aquí estamos para disfrutar de la vida y para aprender el máximo número de lecciones que podamos, mientras nuestro cuerpo físico resista las inclemencias del tiempo y de los años. Hay lecciones muy llevaderas y placenteras, al igual que hay lecciones terribles. Bien sabido es que lo agradable es fácil de soportar y que nadie que viva bien desea morir; mas también es cierto que ante el infortunio y las duras lecciones que la vida a veces también nos da, uno desea regresar al hogar de dicha de donde surgimos, abandonando este valle de lágrimas, esta escuela de lecciones dulces y amargas, este escenario donde los seres nos convertimos en personas que, con una máscara en la cara, interpretamos personajes de teatro, ora en comedias, ora en tragedias.

Disfruta plenamente la vida sin perder tu ética y moral. ¡Vive y aprovecha al máximo tratando de aprender las lecciones que la vida te ponga enfrente, y encara con valor todo lo que ante ti se revela!

¿Hasta cuándo? Lo he dicho muchas veces ya: hasta que el cuerpo aguante.


Aimar Rollán
Fragmento del libro Reflejos

miércoles, 11 de abril de 2018

Presentación del libro Cuentos y desencuentros

El próximo 23 de abril, Día del Libro, presentaré el libro Cuentos y desencuentros en la Librería Cámara de Bilbao, en colaboración con la Editorial Literarte.

Cuentos y desencuentros libro AImar Rollán

Lugar: Librería Cámara. C/ Euskalduna 6. Bilbao
Hora: 23 de abril a las 19:30

Nota de prensa en El Correo

¡Os esperamos!

martes, 26 de diciembre de 2017

Los 10 "no puedes" y los 7 crimenes

Hay veces que no tenemos mucho tiempo para leer o aprender cosas nuevas, también, y por lo general, el ser humano no tiene una gran capacidad de retentiva y de memoria. Por ello, os presento a continuación 17 simples frases a recordar. Pertenecen a William Boetcker, un influyente orador y motivador nacido en el siglo XIX.

10 cannots

Conviene leerlos a menudo, reflexionar sobre ellos y tratar de recordarlos, a modo de «10 mandamientos». Son de carácter conservador, y es posible que muchos «izquierdistas» se horroricen, pero están llenos de sentido común. Si todos los supiéramos y los pondríamos en práctica, sin duda construiríamos un mundo mejor y le daríamos una fuerte estocada a la estulticia (la estupidez humana).


    Los 10 «no puedes»
  1. No puedes crear prosperidad desalentando el ahorro. 
  2. No puedes fortalecer al débil debilitando al fuerte.
  3. No puedes ayudar a los pequeños aplastando a los grandes.
  4. No puedes ayudar al pobre destruyendo al rico.
  5. No puedes elevar al asalariado presionando a quien paga el salario.
  6. No puedes resolver tus problemas mientras gastes más de lo que ganas.
  7. No puedes promover la fraternidad de la humanidad admitiendo e incitando el odio de clases.
  8. No puedes garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado.
  9. No puedes formar el carácter y el valor de un hombre quitándole su independencia, libertad e iniciativa.
  10. No puedes ayudar a los hombres permanentemente realizando por ellos lo que estos pueden y deben hacer por sí mismos.

    Los 7 crímenes
  1. No pienso.
  2. No sé.
  3. No me importa
  4. Estoy demasiado ocupado.
  5. Dejemos las cosas como están.
  6. No tengo tiempo para leer ni para descubrir.
  7. No me interesa. 

Aimar Rollán

viernes, 15 de septiembre de 2017

Libro ¿Qué es eso del yoga? en portugués

Estoy muy contento con la traducción de mi libro ¿Qué es eso del yoga? al portugués, gracias a Katia Alves Lima Buffolo.

El libro puede encontrarse en formato electrónico en las principales librerías digitales, y también está disponible en papel tapa blanda, a la venta en Amazon.

O que é esta tal de ioga?



 

sábado, 24 de junio de 2017

Solsticio de verano

Llegamos a la época en la que los días son los más largos del año, y las noches las más cortas, en el Hemisferio Norte de este planeta nuestro, llamado Tierra.


Al igual que sucedía durante el solsticio de invierno, en un evento astronómico similar pero antagónico, el Sol llega al cenit de su recorrido el día 21 de junio, donde permanece estático (sol sistere) en pleno apogeo de su luminosidad. Durante varios días parece que no se mueve… ¿Seguirá ascendiendo? ¿Comenzará a caer? Por ello en la víspera de la noche del 24 se celebra la fiesta del fuego, la noche mágica de San Juan.

Solsticio de verano

En esta época todo está álgido, todo en plenitud… El calor la sangre altera, las posibilidades de ascenso son mejores que en el resto del año, las posibilidades de enamorarse, de emparejarse, de relacionarse con el sexo opuesto, de ascender en el trabajo o de encontrar uno nuevo, de emprender proyectos, de ser más feliz incluso, pues todo es más luminoso, más cálido, más esperanzador.

¡Pero cuidado! ¡Cuidado con las apariencias y mantén la guardia alta! Pues a partir de hoy el Sol empieza a caer; a partir de hoy las tinieblas le empiezan a ganar el pulso, hasta llevarlo a su ocaso en el solsticio de invierno, en un ciclo perfecto de renovación del tiempo.

En la plenitud se encuentra la degeneración; en la plenitud del Sol, las huestes de las tinieblas aprovechan su cegador brillo para rearmarse y orquestar su plan de victoria. El Maestro de Mentiras aprovecha la ceguera y embriaguez de los hombres para asestar su golpe fatal. No bajes la guardia, no obstante, disfruta del verano, de estas horas luminosas y cálidas del Sol de Dios (Sun of God or Son of God).

Desde tiempos inmemoriales el verano ha sido una época feliz, de festejo, disfrute y cosecha. Desde la era glacial, en la que esta era la única estación clemente del año hasta nuestros días, en los que la sangre alterada y el vigor acrecentado, nos hacen crear «más posibles» que durante el resto del año.

Pero recuerda también el simbolismo de la noche de San Juan, donde la gente era consciente de que el Sol comenzaba a perder fuerza y para frenar a las legiones del inframundo, encendían hogueras, no para quemar los libros del curso escolar pretérito, sino para darle fuerza al Sol, para acrecentar la luminosidad del mundo en una noche oscura y peligrosa.

Noche de San Juan

Así que disfruta plenamente de estos días, semanas y meses que el Sol nos brinda, mas no bajes la guardia y prepárate para la caída. Mantén tu espada presta y afilada. No pierdas de vista al Maestro de Marionetas para que no te traicione y trata de rasgar el velo, para salir de este ciclo infinito de solsticios, de ascensiones y caídas, de penas y glorias, de apogeos y ocasos, de luz y de oscuridad.

«No importa cuán oscura sea la noche, espero el alba, y aquéllos que viven en el día esperan la noche. Por tanto, regocíjate, y mantente íntegro, si puedes, y devuelve amor por amor». Giordano Bruno

Aimar Rollán

jueves, 16 de marzo de 2017

Inventos que cambian la historia

En la lista de mejores inventos de la Humanidad, seguramente no aparecerá la aguja de coser, a pesar de que su invención fue crucial para nuestra supervivencia como especie.


Sí, quizá el fuego esté catalogado como el mejor invento de la historia, a pesar de que el fuego en realidad no fue inventado, sino descubierto. Internet es quizá la segunda maravilla creada por el ingenio humano, un invento que nos ha permitido estar intercomunicados y tener al alcance de nuestra mano toda la información del mundo. Pero hay un invento humilde, apenas insignificante, un detalle que cambió la historia y permitió que sobreviviésemos; ese invento es la aguja de coser.

Aguja de coser

Hubo varios momentos en nuestra historia en los que estuvimos al borde de la extinción, cuando un largo e inesperado invierno se abalanzó sobre nosotros hace miles de años. Nuestra especie era joven y el mundo cálido. Teníamos problemas por aquel entonces, muchos problemas seguramente, pero el frío no era uno de ellos; hasta que llegó el frío… Mucho frío.

miércoles, 18 de enero de 2017

Coincidir en espacio y en tiempo

Coincidir con otra persona, en el tiempo presente, y en el presente de nuestro tiempo, es difícil, no hace falta que lo diga.

Somos siete mil millones de personas en el mundo, siete mil millones de almas encarnadas en el momento presente, en este planeta, que es uno entre miles de millones de los que hay en el universo; en este universo, que es uno entre miles de millones de los universos que pueblan el cosmos.

Espacio y tiempo

Coincidir con otro es difícil…

El ser humano está formado por cien mil millones de átomos, que según se cree es el mismo número de estrellas que conforman nuestra galaxia, la Vía Láctea. Cien mil millones pueden parecer mucho, pero si nos adentramos en el mundo subatómico, entre átomo y átomo, solo hay ingentes cantidades de espacio vacío… Distancia y separatividad… Y es difícil que dos átomos coincidan, en espacio y tiempo.